Son peligrosos porque pueden infectarse